COLIFLOR EMPANADA AL HORNO

Coliflor empanada al horno

La COLIFLOR EMPANADA AL HORNO es un acompañamiento delicioso para todo tipo de platos de carne, pescado o incluso un delicioso entrante o picoteo. Es muy agradecida ya que combina perfectamente con todo tipos de salsa, ya sea salsa barbacoa, mayonesa, salsa agridulce o cualquier otro tipo de salsa casera que prefieras. Además es un plato muy rápido de hacer, no necesita  mucha elaboración, y como es horneado es un plato ligero y sin grasas. Si lo queremos usar de acompañamiento, ya que su mayor tiempo de cocinado es en el horno y no tenemos que hacer nada, lo podemos dejar preparando mientras cocinamos el plato principal. ¡ si es que esta receta lo tiene todo para triunfar!

INGREDIENTES:

1/2 coliflor (Si quieres hacerla entera dobla los demás ingredientes)

Uno o dos huevos dependiendo del tamaño

150 g de pan rayado

Una cucharadita de pimentón dulce

Una cucharadita de sal

Media cucharadita de curry

Media cucharadita de ajo en polvo

Aceite de oliva

 

Preparación:

Primero limpiamos la coliflor, quitamos todas las hojas y quitamos el troncho central. Vamos cortando los arbolitos en tamaño bocado, no te preocupes si se parte alguno cuanto más pequeño más crujiente sale luego.  Preparamos una cacerola con suficiente agua como para cubrir toda la coliflor que vamos a usar. Ponemos a hervir los trozos de coliflor, tapamos y dejamos hervir entre siete y diez minutos, no nos interesa que esté muy muy blanda. Comprobamos que tiene el punto correcto de cocción con la ayuda de un tenedor, si está perfecta la retiramos y dejamos escurrir sobre papel de cocina.

Mientras la coliflor se enfría vamos preparando los otros pasos.

Primero ponemos en un bol los 150 g de pan rayado, Añadimos una cucharadita de pimentón dulce, una cucharadita de sal, media cucharadita de curry, media cucharadita de pimentón picante y media cucharadita de ajo en polvo.

Mezclamos bien todo el conjunto, es importante que sea una mezcla lo más homogénea posible, para que no quede un trozo más picante que otro o con más sabor ajo.

Preparamos una bandeja de horno con papel de hornear, y echamos un chorrito de aceite de oliva.

Con la ayuda de un pincel vamos a esparcir entiendo por toda la superficie para crear una capa y así que no se pegue la coliflor empanada en el momento de hornear.

Cuando tengamos listo la mezcla del pan rayado y apunto la bandeja, batiremos los huevos, es importante batirlos bien durante un rato, ya que de esta forma nos aseguraremos de que quede todo bien líquido y los trocitos de coliflor queden bien impregnados.

Ahora la coliflor que hemos hervido previamente tiene que estar ya fría, así que vamos pasando todos los trozos primero por huevo y después por la mezcla de pan rayado y los vamos colocando en la bandeja de horno que hemos preparado. Asegúrate de que queden bien impregnados en cada uno de los pasos, ya que si no le pone suficiente huevo luego no se va a pegar la mezcla de pan rallado, y si no cubres bien todo con el pan rallado luego no tendrá sabor ni será crujiente.

Ya solo queda hornear durante 25 30 minutos con el horno a 180°, como cada horno es un mundo ve controlando los trocitos de coliflor empanada la primera vez, así te asegurarás de que queden en su punto y luego solamente te hará falta repetir cada vez que quieras preparar la de coliflor empanada.

¡Perfecto! Ya solo te queda disfrutar de esta delicia como acompañamiento de tu plato favorito, o también con una de tus salsas preferidas, eso ya a tu elección.

Espero que te haya gustado el plato.

Si es así déjanos un comentario y recuerda compartirlo con familia y amigos, nos ayudas mucho, gracias!!!

Tarta de HORCHATA Y CHOCOLATE Blanco

Tarta de horchata y chocolate blanco

Cuando pensamos en el verano nada más típico que la horchata y para combatir el calor esta tarta fría de horchata es ideal para ello, además no tenemos que encender el horno para nada y de esta forma no sudaremos la gota gorda al prepararla. Muy cremosa y suave, una delicia para el paladar.Y el toque que le da el chocolate blanco es… WOW Si eres amante de la horchata pruebas seguro que repetirás ¡¡¡GARANTIZADOOO!!!

Tarta de horchata 

Ingredientes para la tarta de horchata y chocolate blanco:

  • 150 gramos de galletas (yo uso tipo maria, pero puedes usar otra a tu gusto)
  •  80 gramos de mantequilla
  •  un litro de horchata
  •  200 gramos de queso crema tipo philadelphia
  •  2 sobres de cuajada
  •  50 gramos de azúcar
  •  50 gramos de chocolate blanco
     Para la decoración opcional:
  •  canela en polvo
  •  un poco más de chocolate blanco

Preparación de LA TARTA DE HORCHATA Y CHOCOLATE BLANCO:

Primero de todo tenemos que hacer polvo los 150 gr de galletas, ya sea con una picadora, una batidora, o incluso machacando las con un rodillo o a mano, la forma que te resulte más práctica.

Ponemos papel de horno en la base de un molde, para que de esta forma podamos cortar las raciones sin que se pegue nada al fondo, así de esta manera también el molde nos durará para muchas y muchas más tartas

Derretimos los 80 gramos de mantequilla en el microondas, tiene que quedar totalmente líquida para poder integrar la perfectamente con las galletas. Lo que queremos es tener una masa homogénea. 

En un bol ponemos las galletas machacadas y vamos añadiendo la mantequilla derretida creando así una pasta de galletas, es espesa pero muy fácil de trabajar.

Cuando tengamos la mezcla de las mantequillas y la galleta la pasamos al molde y vamos extendiendo por toda la base del mismo tiene que quedar perfectamente plano y a nivel, además de muy prieto, de esta forma la tarta de horchata estará perfecta.

Cuando tengamos la base perfectamente nivelada y compacta guardamos el molde en la nevera para que todo el conjunto cuaje.

Ahora echamos un litro de horchata en la cazuela, y los dos sobres cuajada. Mezclamos la cuajada en polvo con la horchata mientras está aún está fría de esta forma es muy muy fácil de disolver si lo hiciéramos cuando está caliente tendríamos todos los números para que nos quedará una tarta grumosa y eso no queremos queremos la tarta de horchata y chocolate blanco perfecta.

Ahora ya podemos encender el fuego y cuando ya empiece a calentar podemos añadir el resto de ingredientes los 200 g de queso philadelphia, 50 gramos de azúcar y 50 gramos de chocolate blanco.

Vamos removiendo hasta que se disuelva todo por completo y si ahora quieres puedes poner el fuego un poquito más fuerte porque la horchata tiene que llegar a hervir, recuerda este paso es muy importante ya que si no llega hervir la cuajada no se activa y no hará su efecto remueven bien todo el conjunto cuando empiece a hervir y ya puedes apagar el fuego. Dejamos enfriar un poco y ya podremos rellenar el molde.

Ahora con la ayuda de una espátula o una lengua de gato ve echando la mezcla en el molde, échalo sobre espátula o en la lengua de gato para que no toque directamente en las galletas, ya que si echamos el líquido directo lo más seguro que podría pasar es que la base de galletas se deshiciera, en el vídeo se puede ver perfectamente este paso que es muy importante.

Cuando lo tengamos lleno, solo quedará guardarlo en la nevera y dejar enfriar durante unas 5 horas, o mejor de un día para otro. Veremos que la mezcla que ahora es completamente líquida ero con el paso de las horas se irá transformando hasta que quede perfecto.

Es mejor decorar justo antes de servir, ya que la canela absorbe la humedad y quedaría un poco feo, pero si no tenemos opción puedes dejarlo decorado no hay problema eso no altera el sabor.

Para decorar con la ayuda de un colador ponemos un poco de canela y iremos esparciendo la por toda la superficie de la tarta creando una pequeña capa de canela que resulta muy agradable con cada mordisco. Para darle el toque final con un pelador de patatas iremos poniendo escamas de chocolate blanco sobre la superficie, eso le da un toque muy original y además un saborcito extra chocolate blanco que le queda perfecto y delicioso.

Recuerda que tanto la canela como el chocolate extra son opcionales si quieres no tienes por qué ponerlos 😉

Y LISTO ya tienes apunto tu tarta de horchata con chocolate blanco, una delicia para compartir con los tuyos pero ¡¡¡CUIDADO seguro que te piden repetir!!!

Burritos de carne

Burritos de carne

¡Me encanta esta receta de burritos de carne! y es que además de ser deliciosos es muy rápida y sencilla de hacer, podríamos decir que es comida rápida casera, hecha por nosotros con cariño y amor. Te aseguro que cuando lo pruebes repetirás, y no solo una vez, ya que es muy práctico tener la carne a punto en la nevera calentar y servir para una cena rápida o incluso dejar los burritos congelados para que te saquen de más de un apuro.

¿Estás a punto? ¡empecemos!

Ingredientes:

  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • Una cebolla picada
  • Un pimiento verde picado
  • Un pimiento rojo picado
  • Una lata de tomate triturado a la que hayamos quitado el agua con la ayuda de un colador
  • 500 gramos de carne picada de ternera
  • Sal al gusto
  • Una cucharadita de pimentón picante
  • Una cucharadita de ajo molido
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • Queso rallado al gusto
  • 6 tortitas grandes

Qué necesitaremos?

  • Cuchillo y tabla de cortar (Con una picadora nos podemos ahorrar mucho tiempo)
  • Una cacerola mediana
  • Cuchara de madera para remover

Receta burritos de carne:

Primero picaremos muy fina la cebolla y los 2 pimientos (rojo y verde), nos podemos ayudar de una picadora si tenemos ya que es mucho más rápido y tendremos el mismo resultado que picando fino a mano con el cuchillo.

Ponemos 3 cucharadas de aceite en una olla cacerola a fuego medio, ponemos la cebolla y la iremos cocinando hasta que esté blandita, ahora añadimos los pimientos y la lata de tomate triturado pequeña (400 gr aprox) a la que le hemos quitado el agua con la ayuda de un colador. Lo continuamos cocinando unos 10 minutos más hasta que empiece a ablandarse el pimiento.

Ahora añadimos los 500 gr de carne picada de ternera, removemos bien para integrar todo el conjunto y añadimos las especias, sal al gusto, 1 cucharadita de pimentón picante, 1/2 cucharadita de ajo molido y una cucharadita de comino molido.Lo dejamos cocinando unos 19 minutos más o si vemos que pasado este tiempo queda mucho líquido, seguiremos cocinando hasta que reduzca el conjunto. Pruébalo para rectificar de sal y ya lo tendrás listo.

Con esta preparación de carne nos da para 6 burritos grandes. para montar las tortitas pondremos la carne y el queso rallado.  ahora para doblar las es muy sencillo dobla los extremos izquierdo y derecho hasta que casi se toquen en el centro luego dobla las puntas de arriba y abajo para que se junten intenta poner la punta de arriba hacia el centro del Burrito como si fuera un bolsillo luego solo tienes que girar un poco y la parte de abajo aguantará todo el conjunto (mira el vídeo para ver mejor este proceso)

Cuando tengamos listos nuestros burritos son Solo nos quedará durar los un poco en la sartén por arriba y por abajo de esta forma quedarán muy crujientes ahora solo tenemos que servir los y ¡a disfrutar!

¡Recuerda visitar nuestro canal de youtube!

Limonada de jengibre, deliciosa y adelgazante

Limonada de jengibre

Hoy vamos a preparar una deliciosa limonada de jengibre, es ideal para cuando llega el calor, ya que además de ser refrescante y deliciosa ayuda a perder peso y nos da un plus de energía.

Ingredientes:

  • Un pedazo de jengibre
  • 1 litro y medio de agua
  • De 4 a 6 limones dependiendo de su tamaño (unos 200 ml de zumo de limón)
  • Edulcorante sin calorías al gusto
  • Media cucharadita de bicarbonato

Preparación:

https://youtu.be/vTTAzyFYFH8

Limonada de jengibre

Pelamos el jengibre con la ayuda de una cuchara, esta es la forma más sencilla y segura de quitar la piel ya que seguro no nos cortaremos.

Una vez lo tengamos bien pelado, lo cortamos en rodajas. Ponemos a hervir medio litro de agua y echamos el jengibre cortado.

Lo dejamos hirviendo unos 5 minutos, hasta que el jengibre empiece a desprender todo su aroma. Mientras esperamos que enfríe un poco, vamos exprimiendo los limones, de cuatro a seis dependiendo de su tamaño.

Ahora pasamos la infusión de jengibre que hemos hecho previamente por un colador para quitar todas las impurezas que hayan podido quedar. Añadimos el zumo de limón, edulcorante al gusto, y media cucharadita de bicarbonato que nos servirá para matar la acidez del limón.

Mezclamos bien y añadimos la mezcla en una botella con otro litro de agua para poder guardarla en la nevera

¡Recuerda servirla muy fresquita!

¡No te pierdas!

Galletas de mantequilla

Galletas-de-mantequilla

Quién no se ha llevado una desilusión al abrir una caja de galletas de mantequilla en casa de la abuela y encontrarse solo con hilos y enseres de costura? no te quedas con las ganas nunca más!

Esta receta es ideal para hacer con las más peques de la casa ya que es muy muy sencilla, con muy pocos ingredientes y  en unos sencillos pasos tendremos unas galletas riquísimas!!!

Puedes ver el vídeo a continuación y la receta paso a paso mas abajo, para que no te pierdas ningún detalle, ¡Fácil fácil!

Ingredientes:

-125 gr de mantequilla

-190 gr de harina normal

-65 gr de Azúcar glas (Si no tienes puedes utilizar azúcar normal triturado en una picadora, el resultado será igual)

Qué utensilios necesitaremos:

-Un bol para mezclar los ingredientes

-Algo para cortar las galletas, puede ser un cuchillo para formas básicas o cortadores de galletas con formas

Galletas de mantequilla

Pasos:

Manos a la obra!

Para preparar las galletas de mantequilla necesitamos que la mantequilla esté en punto pomada, qué quiere decir eso? necesitamos que esté blandita, así que sacaremos 125gr de mantequilla de la nevera y la dejaremos fuera hasta que tenga el punto justo.
Si no tenemos azúcar glas, ahora es un buen momento para triturar 65gr con la picadora hasta conseguir un polvo fino y así damos tiempo a la mantequilla para que se ablande.

Mezclamos el azúcar con la mantequilla con la ayuda de una cuchara de madera hasta conseguir una pasta homogénea.

Seguidamente vamos tamizando 190gr de harina sobre la pasta de mantequilla y azúcar, con un colador será una tarea muy fácil, tenemos que ir removiendo e integrando todo el conjunto llegará a un punto que resultará más difícil seguir removiendo con la cuchara, en este momento podemos vaciar el contenido del bol en la encimera y seguir trabajando lo con las manos, ya que resultará mucho más fácil.

Cuando tengamos todos los ingredientes bien integrados extendemos la masa en la encimera con la ayuda de un rodillo para conseguir una superficie plana de poco menos de un centímetro de grosor.

Ahora es un buen momento para empezar a precalentar el horno a 160 grados aproximadamente.

Con un cortador de galletas vamos sacando las formas que queramos, también podemos ayudarnos de un cuchillo si no disponemos de ningún cortador. A medida que vayamos cortando las galletas ya las vamos poniendo en la bandeja de horno con papel, siempre teniendo en cuenta que en el horno se hagan un poquito más grandes. Recuerda volver a amasar los recortes para poder hacer más galletas, ¡Aquí se aprovecha todo!

Horneamos las galletas de mantequilla a 150 grados durante unos 15 a 20 minutos, teniendo en cuenta que solo tienen que quedar ligeramente tostadas. al salir del horno estarán blanditas, no te preocupes, al enfriarse tendrán una consistencia perfecta ni demasiado blanda ni demasiado duras.

Ahora sólo falta lo más difícil, esperar a que enfríe para poder disfrutar de las galletas de mantequilla recién hechas, con ese olorcito que dejan en toda la casa…mmm…

Al ser una receta con sólo tres ingredientes, de una dificultad muy baja y en la que si nos equivocamos al cortar una galleta no pasa nada ya que la podemos volver a amasar sin problema, es una receta ideal para hacer con los más peques de la casa. ¡Seguro que disfrutarán mucho trasteando en la cocina!

¿Que te ha parecido la receta? déjanos un comentario si te animas a hacer esta receta, o quieres cualquier otra que quieras y no olvides suscribirte a nuestro canal de Youtube.