Saltar al contenido
Recetas Faciles

Tarta de HORCHATA Y CHOCOLATE Blanco

agosto 11, 2019
Tarta de horchata y chocolate blanco

Cuando pensamos en el verano nada más típico que la horchata y para combatir el calor esta tarta fría de horchata es ideal para ello, además no tenemos que encender el horno para nada y de esta forma no sudaremos la gota gorda al prepararla. Muy cremosa y suave, una delicia para el paladar.Y el toque que le da el chocolate blanco es… WOW Si eres amante de la horchata pruebas seguro que repetirás ¡¡¡GARANTIZADOOO!!!

Tarta de horchata 

Ingredientes para la tarta de horchata y chocolate blanco:

  • 150 gramos de galletas (yo uso tipo maria, pero puedes usar otra a tu gusto)
  •  80 gramos de mantequilla
  •  un litro de horchata
  •  200 gramos de queso crema tipo philadelphia
  •  2 sobres de cuajada
  •  50 gramos de azúcar
  •  50 gramos de chocolate blanco
     Para la decoración opcional:
  •  canela en polvo
  •  un poco más de chocolate blanco

Preparación de LA TARTA DE HORCHATA Y CHOCOLATE BLANCO:

Primero de todo tenemos que hacer polvo los 150 gr de galletas, ya sea con una picadora, una batidora, o incluso machacando las con un rodillo o a mano, la forma que te resulte más práctica.

Ponemos papel de horno en la base de un molde, para que de esta forma podamos cortar las raciones sin que se pegue nada al fondo, así de esta manera también el molde nos durará para muchas y muchas más tartas

Derretimos los 80 gramos de mantequilla en el microondas, tiene que quedar totalmente líquida para poder integrar la perfectamente con las galletas. Lo que queremos es tener una masa homogénea. 

En un bol ponemos las galletas machacadas y vamos añadiendo la mantequilla derretida creando así una pasta de galletas, es espesa pero muy fácil de trabajar.

Cuando tengamos la mezcla de las mantequillas y la galleta la pasamos al molde y vamos extendiendo por toda la base del mismo tiene que quedar perfectamente plano y a nivel, además de muy prieto, de esta forma la tarta de horchata estará perfecta.

Cuando tengamos la base perfectamente nivelada y compacta guardamos el molde en la nevera para que todo el conjunto cuaje.

Ahora echamos un litro de horchata en la cazuela, y los dos sobres cuajada. Mezclamos la cuajada en polvo con la horchata mientras está aún está fría de esta forma es muy muy fácil de disolver si lo hiciéramos cuando está caliente tendríamos todos los números para que nos quedará una tarta grumosa y eso no queremos queremos la tarta de horchata y chocolate blanco perfecta.

Ahora ya podemos encender el fuego y cuando ya empiece a calentar podemos añadir el resto de ingredientes los 200 g de queso philadelphia, 50 gramos de azúcar y 50 gramos de chocolate blanco.

Vamos removiendo hasta que se disuelva todo por completo y si ahora quieres puedes poner el fuego un poquito más fuerte porque la horchata tiene que llegar a hervir, recuerda este paso es muy importante ya que si no llega hervir la cuajada no se activa y no hará su efecto remueven bien todo el conjunto cuando empiece a hervir y ya puedes apagar el fuego. Dejamos enfriar un poco y ya podremos rellenar el molde.

Ahora con la ayuda de una espátula o una lengua de gato ve echando la mezcla en el molde, échalo sobre espátula o en la lengua de gato para que no toque directamente en las galletas, ya que si echamos el líquido directo lo más seguro que podría pasar es que la base de galletas se deshiciera, en el vídeo se puede ver perfectamente este paso que es muy importante.

Cuando lo tengamos lleno, solo quedará guardarlo en la nevera y dejar enfriar durante unas 5 horas, o mejor de un día para otro. Veremos que la mezcla que ahora es completamente líquida ero con el paso de las horas se irá transformando hasta que quede perfecto.

Es mejor decorar justo antes de servir, ya que la canela absorbe la humedad y quedaría un poco feo, pero si no tenemos opción puedes dejarlo decorado no hay problema eso no altera el sabor.

Para decorar con la ayuda de un colador ponemos un poco de canela y iremos esparciendo la por toda la superficie de la tarta creando una pequeña capa de canela que resulta muy agradable con cada mordisco. Para darle el toque final con un pelador de patatas iremos poniendo escamas de chocolate blanco sobre la superficie, eso le da un toque muy original y además un saborcito extra chocolate blanco que le queda perfecto y delicioso.

Recuerda que tanto la canela como el chocolate extra son opcionales si quieres no tienes por qué ponerlos 😉

Y LISTO ya tienes apunto tu tarta de horchata con chocolate blanco, una delicia para compartir con los tuyos pero ¡¡¡CUIDADO seguro que te piden repetir!!!